Como si de un sueño de una noche de verano se tratase la nueva película de Woody Allen, “Midnight in Paris” nos transporta a esos sueños inalcanzados, esos sueños en los que se presume que cualquier época pasada siempre fue mejor. Allen nos retrata en esta cinta ese París que todos idealizamos, el París que siempre nos viene a la memoria cuando pensamos en la ciudad del amor, la ciudad de las luces.
Nos transporta en un viaje nocturno junto a los personajes de la cultura que en los dos últimos siglos han hecho que París despierte en todo el mundo esa imagen idealizada y romántica, a partes iguales, que tan atractiva y seductora nos resulta.
La metáfora de la vida, los sueños y esperanzas que retrata se muestran muy aduladores en un primer momento, con unos personajes curiosos y enigmáticos como puede ser el de Hemingway, pero que va perdiendo algo de fuelle mientras nos acercamos al desenlace. En cualquier caso es un bonito cuento con guiño especial hacia una de las ciudades más románticas del mundo.
Me quedo con los primeros planos del metraje, con ese retrato de París a ritmo de saxo, como ya hizo en su mítica Manhattan, así como con la ambientación parisina de los años 20 que tan INSPIRADORA ha sido para muchos de nosotros. (Fotografía de Darius Khondji)

Related Posts

4 Responses

  1. Guillermo!!

    Yo fui a verla ayer con una amiga y al principio dudamos, porque los ultimos referentes de Woody Allen no es que animen a seguir viendo sus películas. Pero finalmente decidimos darle una oportunidad y la verdad que nos gustó. Es un cuento plagado de referencias y por supuesto homenajes a clásicos de la literatura y pintura de la edad de oro que tanto gusta al protagonista. Está bien.

    Por cierto, Owen Wilson, digno sucesor de Woody Allen en gestos y expresiones consiguiendo que continuamente pensemos que este habia sido un personaje creado para ser interpretado por el propio Woody Allen. Me ha gustado mucho la interpretación, ya digo, muy similar a la que nos ofrecía el propio Allen en otras películas que guardan similitudes con esta en cuanto a estilo y forma, como ‘La maldición del escorpion de Jade’.

    Reply
  2. Miguel Angel

    Totalmente de acuerdo. Parece el mismísimo Woody Allen. Acuerdate de ese momento en el que sale de la cafetería tras conocer a Hemingway y se da la vuelta para preguntarle el sitio donde han quedado y resulta que aquello se convirtió en una lavandería. Momento en el que se queda petrificado a lo Chiquito, “no pueedorr”, “jaar” parecía Woody Allen en persona :-).
    El ambiente que refleja me fascina. Así es como imaginaba “Café París”. Si todavía no lo has leído te recomiendo “Fiesta” de Hemingway.

    Reply
  3. Bea

    materializando nuestros ideales nos sentimos más felices en muchas ocasiones, forma parte de una estrategia de autosalvación cerebral, la película nos confirma que dentro de nosotros existen dos estratos de realidades, la terrenal y la espiritual.

    Woody Allen me impresiona una vez más con el tratamiento visual tan perfecto que muestra de los sentimientos de anhelo y deseo intrínsecos en cada persona, y como sin quererlo encontramos en nuestra realidad a las personas que no nos hacen sentir lo que verdamente queremos y aún así nos apegamos a ellas.

    No obstante, el final de la película muestra otra virtud anhelada “la esperanza” de encontrar a la persona que puede materializar esa realidad deseada.

    Una vez más me sorprende con el tratamiento de aquellos sentimientos internos, los anhelos, los deseos, las emociones, la felicidad.

    Woody Allen me hace sentir que esos rinocerontes que veía Dalí son verdaderamente ciertos, sólo las personas que como yo y él somos capaces de vivir intensamente la felicidad y la tristeza somos capaces de comprender su cine.

    Fantástica la fotografía, el vestuario, la escenografía, la interpretación, y el guión.

    La película nos demuestra que los sueños se pueden hacer realidad, y para ello sólo es necesario ponerse a soñar……y eso es verdaderamente lo que falta en el mundo.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.