Esta noche tuvimos la suerte de que Televisión Española nos brindará un de los títulos indispensables de la carrera de Brad Pitt y de su director, Edward Zwick.  

Traigo este recuerdo al blog porque fue una de esas películas que entré en la sala sin saber de que iba y terminé alucinando y enganchadísimo a este mini género de las crónicas familiares. La escena final de la película recoge muy bien toda la esencia de la película, siendo ya una de las escenas más inolvidables del cine. Muestra esa reconciliación familiar que parece imposible pero que en los momentos más complicados surge con la fuerza de la naturaleza para superar cualquier adversidad. Es un momento muy emotivo, de encuentro, de exaltación y donde la música de James Horner para rozar la celestial. Todos los personajes sublimes, especialmente Anthony Hopkins, en su papel del viejo Coronel jubilado.

De las muchas frases inolvidables que recoge el guión de esta película me quiero quedar con una de Alfred (Aida Quinn), el hermano de Tristan (Brad Pitt) en la que expresa en dos lineas la esencia de aquellas personas que pese a todo el daño que nos puedan hacer tienen tal magnetismo que es imposible no caer a sus pies. La fras dice así:

“He cumplido todas las reglas; las humanas, las divinas y tú no has cumplido ninguna. Y todos te han querido más a ti: Samuel, papá, incluso mi mujer.” 

 

Related Posts

One Response

  1. Alfred marr

    Título totalmente prescindible enfocado a un público femenino y adolescente en la edad de oro del señor pitt, la película es un melodrama de calidad cuestionable , eso si, in – innegable el ojo del director para dar el empujón que necesitaba brad pitt a su carrera…, de suficiente y va que se chuta!!!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.