La nueva película de Nick Cassavetes, afincado comodamente entre el género de la comedia y el romance, nos trae la típica historia en la que sus protagonistas, Cameron Díaz y Leslie Mann, se mueven a la perfección. No así en esta cinta, donde el texto resulta muy forzado en varias ocasiones, especialmente en los primeros compases del film, donde es difícil imaginar a estas actrices estar leyendo mentalmente las líneas de texto que les corresponde en ese momento. No es creible y resulta bastante artificial.
Lo que pormetía ser una divertida película de enredos, aventuras e idas y venidas termina convirtiéndose en un tedioso plan de venganza que alarga sus preliminares por un tiempo indecente.
Por otro lado, no vamos a decir que Nikolaj Coster-Waldau no es un guaperas de bandera, pero química, lo que se dice química, no tiene ninguna. Otra historia diferente hubiera sido si el protagonista masculino hubiera sido Adam Sandler o similar.
En cualquier caso es una comedia bastante floja, donde el guion flojea, Cameron sobre actúa hasta lo imposible y donde los clichés resultan demasiados obvios.
Veremos sin en su nueva comedia “Sex Tape” sube el nivel a donde nos tiene acostumbrados.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.