Ya ha pasado el día D, la fiesta del año, la gran noche de los Oscar…y con ella la mayor y más vista pasarela del mundo. Cerca de una hora tardan las estrellas desde que abandonan su limusina en Hollywood Boulevard y entran en el Kodak  Theater. Durante esa hora, sonrisas, entrevistas y nombres de diseñadores acaparan las cámaras de medio mundo. He de decir que este año nadie ha llamado la atención poderosamente, la elección del vestuario ha sido casi tan sosa como la gala en si, pero hay gente que nunca defrauda.

Empezaremos por la maestra de ceremonias, la niña mimada de Hollywood, Anne Hathaway. Apareció en la alfombra roja derrochando simpatía con un diseño rojo de Valentino ( que fue su acompañante durante el paseillo), pero durante la gala se cambiaría hasta siete veces de vestido: el primero de color champán de Givenchy, después un femenino esmoquin de Lanvin y stilettos de vértigo dejando a más de uno boquiabierto al hacer ella solita un más que conseguido número musical, mas tarde un traje negro de escote palabra de honor, uno dorado de Óscar de la Renta con flecos de pedrería con el que estaba la mar de contenta y se puso a mover los flecos para demostrarlo, tras este uno rojo también de escote palabra de honor ya pasado el hemisferio de la gala, cambió luego al azul eléctrico de escote barco de Giorgio Armani Privé , y por último un maravilloso diseño de corte sirena con manga larga y cuello alto que se ajustaba como un guante a su silueta.

Siguiendo con el rojo de la alfombra vimos aparecer a una de las más esperadas, más que nada por el misterio y el revuelo que levantaba su presencia en la gala a un mes de haber dado a luz. Efectivamente hablamos de Penélope Cruz, admirada por muchos y odiada por otros tantos, la actriz española apareció de la mano de Bardem luciendo un vestido rojo, más bien burdeos de L’Wren Scott que me tiene en un sinvivir. Si bien cuando la vi en vivo y en directo, sonriendo, con ese pelazo y tan voluptuosa  me gustó bastante, ahora que he estado repasando las imágenes me parece que la Cruz iba embutida en el vestido, con el que casi no se podía ni mover. No es criticable, ya que desde luego está espléndida después de haber pasado solo un mes de traer un hijo al mundo, pero creo que podía haber elegido algo mejor. Más vaporoso tal vez, no tan ceñido. Miren y opinen

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Seguimos con el color de la alfombra y tenemos a la mujer despechada de USA, la que tuvo que soportar que su marido se acostara con todo bicho tatuado de Norteamérica. Sandra Bullock, flamante divorciada y ganadora del Oscar a la mejor actriz el año pasado por The Blinde Side, fue una de las más elegantes de la noche con su maravilloso vestido rojo de Vera Wang, no todo va  a ser Valentino, que le quedaba como un guante. Una pega: cada año que pasa tiene la nariz un poco más raruna esta mujer.

Otra que apostó por el rojo fue Jennifer Lawrence que dejó ojipláticos a los presentes con su sencillo pero sugerente vestido rojo de Calvin Klein. No necesita nada más esta chica que un poco de tela roja bien cortada para estar espectacular.

Cambiando de color, pero dentro de la misma gama, nos encontramos con Natalie Portman y su vestido berenjena. La gran Portman, inmensa en el Cisne Negro y triunfadora de la noche, estaba guapísima con un vestido muy favorecedor de escote en V de Rodarte. Todo en ella era dulzura y felicidad. Sin duda fue la noche de Natalie Portman. Aunque el discursito de agradecimiento que dió fue soporífero habrá que perdonárselo por su maravillosa interpretación de Nina.

Scarlett Johansson, elegió el color berenjena como Natalie Portman, pero su versión fue bastante más sexy. Con unos pelos que parecía de recién levantada, pero que le favorecían bastante, apareció sola luciendo soltería y tipazo por la alfombra roja.  Su vestido de Dolce & Gabbana con la espalda descubierta sacó los colores a más de uno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De Calvin Klein iba Gwyneth Paltrow, con otro diseño ajustado al cuerpo pero en color dorado-plateado, no soy daltónica pero ayer en la tele parecía plateado y ahora en las fotos se ve dorado ¿?. Durante la gala se cambiaría de vestido para actuar interpretando una de las canciones nominadas de la noche, una tortura china que tuvimos que soportar cerca de las 4 de la mañana hora española.

Pasamos ahora a las que acudieron haciendo publicidad del Cisne Negro y llegaron al Kodak Theater llenitas de plumas: Hillary Swank (que no Swam) de Gucci y Sharon Stone.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Color nude, o sin color directamente. Muchas veces las mujeres eligen este tono que emula el color carne porque es muy alabado por los entendidos en moda, pero no a todas les sienta tan bien, hay algunas que parecen la mujer invisible. Fue el caso de Hailee Steinfield, no se distinguía el vestido del color de su piel. En cambio Halle Berry, con su tono de piel luce más este color. (Fijaros que al lado de Halle Berry aparece Pilar Bardem)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y para finalizar os dejo algunas de las “estrelladas” de la noche: Lisa Cholodenko (directora de “Los chicos están bien”); Nicole Kidman; Helena Boham Carter (¡la que nunca defrauda!) y Jennifer Hudson entre otras.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Related Posts

3 Responses

  1. ANGELA

    Me encanta el Calvin Klein rojo y el dorado-plateado!!!
    Pe iba un poco embutida, sí… pero vamos, que yo firmo para estar como ella después de un mes de haber dado a luz.. jajajja!!! Eso sí, podía haber elegido otro vestido, que el que llevaba parecía un poco como de actriz de circo.. jejeje!!
    Y la niña-bailarina iba ideal!!

    Reply
    • Luis

      Acho interessante quadno tentamos aplicar uma noe7e3o de tempo entre grandes transformae7f5es sociais e mais interessante ainda prever a prf3xima transformae7e3o.Alguns fatos interessantes sobre preparae7e3o/inflexe3o tecnolf3gica:A mateme1tica e a fedsica veam evoluindo e0 mileanios no sentindo da automatizae7e3o dos ce1lculos.O embrie3o da Internet nasceu na de9cada de 60, um pouco antes da computae7e3o pessoal.Foram cerca de 15 anos de Web ate9 algue9m cunhar o termo Web 2.0.Olhando de dentro do mundo da Cieancia da Computae7e3o, tenho uma vise3o ranzinza:No geral: Penso que a Cieancia da Computae7e3o e9 um mundo altamente imperfeito. No hardware: A arquitetura vigente foi criada tambe9m na de9cada de 60. Na usabilidade: Por mais que hoje haja mobilidade e telecomunicae7e3o, ainda estamos sempre presos he1 uma tela redgida e bidimensional, um teclado e um mouse. O computador ne3o compreende de fato nossa vf3z, ne3o enxerga o contexto das nossas buscas, nem permitem uma relae7e3o REALMENTE rica com a informae7e3o. A computae7e3o realmente onipresente (ubedqua) este1 LONGE. Na Engenharia de Software: a formae7e3o dos programadores e9 apenas razoe1vel nas melhores universidades. Os cronogramas atrasam, empresas disputam a tapa arquitetos e projetistas realmente competentes. Os programas de3o pau, ne3o rodam em qualquer plataforma, maleme1 se3o internacionalizados. Desenvolvedores discutem a linguagem que vai tornar seu trabalho mais fe1cil e mais re1pido e a evengelizam como se ela fizesse o cafe9 pra vocea tambe9m, sendo que suas bases se3o iguais as das outras.Este3o fazendo avane7os, muitos avane7os em todas essas e1reas, ora, mas e9 claro, mas mesmo assim acho que seu pra sacar que, no meu ponto de vista, tal ponto de inflexe3o este1 um pouco mais longe do que pensamos.

      Reply
  2. Mer

    La verdad es que yo firmaba para estar como ella ahora mismo y eso que no he dado a luz, jajajajaja!!!
    La niña bailarina iba muy bien, pero no se distingue el traje de su propia piel, pero desde luego es guapísima, menudo cambio de la película a la vida real!!
    Yo me quedo con el dramatismo de Helena Boham-Carter y su bandolera gemelar ;-)) Opino como tú me quedo con el CK rojo. Muchas gracias por tu comentario Angela y pasar el tiempo leyendo el post!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.