Tan solo queda un día para la noche en que todos salgamos de dudas y veamos si “Argo” continua con su éxito de premios, si “Lincoln” se convierte en un fracaso tras sus 12 nominaciones o si “La vida de Pi” o “Los Miserables” dan el campanazo. Desde luego que todo puede ser posible.

Argo

Estos últimos días he estado dándole vueltas a los títulos finalistas y creo sinceramente que “Argo”, pese a ser una película entretenida e inteligente a partes iguales, creo que carece del peso específico y relevancia para ser la mejor película del año. Pienso que la linea que separa esta cinta de un capítulo de una serie de televisión o un telefilm al uso, es muy delgada. Me recuerda mucho al año de “Crash”, donde aparentemente el criterio para votar que tuvieron los académicos estuvo emocionalmente influenciado por tratarse de la ciudad dónde viven gran parte de ellos.

La extraña situación que se ha dado este año, dejándo a Ben Affleck fuera de las nominaciones a dirección me hace pensar que la Academia de Hollywood se toma las cosas más en serio que en otros círculos.

Si existe este año una película atrevida, arriesgada, con gran impacto visual y metafísico, que induce a la reflexión y que convierte en un divertimento aquello de acudir a una sala de cine y ver las películas a lo grande, esa es ” La vida de Pi”. Con una grandiosa narración y cuyo ejercicio de dirección nos deja secuencias para ver una y otra vez. Desde las experiencias místicas en mitad de la noche en pleno Pacífico hasta el hundimiento del barco. “La vida de Pi” sería una justa triunfadora y no me extrañaría que alguna sorpresa al respecto pudiera ocurrir, como la dirección de Ang Lee.

La vida de Pi

Por otra parte, y pese a que el género músical me fascina y eso me convierte en un incondicional de “Los Miserables”, creo que la película que más me ha gustado este año de las finalistas es “La noche más oscura”. Es la más completa de todas ellas. Mezcla a la perfección la intriga de los servicios de inteligencia, como tan bien lo hacen en la serie “Homeland”. A esto añadimos la parte de denuncia de los sistemas de tortura, pero que pese a todo no toma partido y muestra de una forma neutral la realidad de los hechos y por último el elemento indispensable para el cine bélico, la acción militar, que es tratada con una tensión y arrojo que te deja pegado a la butaca y parece que te han cambiado de película. Creo que esta película merece más reconocimiento, porque además es mucho mejor que “En tierra hostil” y esta ganó el Oscar.

La noche más oscura

Como decía, “Los Miserables” puede que sea mi punto débil, me encanta la puesta en escena que plantea Tom Hooper y el atrevimiento de grabar en directo las canciones, así como la selección de planos cortos tan inusuales para este género, donde los decorados y la escenografía suelen primar por encima de otros elementos. Tan grandiosos resultan estos planos que uno de ellos le va a dar el Oscar a Anne Hathaway .

Finalmente creo que Lincoln no se merece ni por asomo la cantidad de nominaciones que ha recibido y todo el mundo parece recalcar al unisono el previsible batacazo que se va a llevar esta película, género que a Spielberg nunca se le ha dado bien. ¿Estará en peligro el Oscar de Day-Lewis?

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.