Este año el Festival de Cannes ha cerrado el certamen otorgando la Palma de Oro en favor de una película de amor lésbico, y aunque teniendo en cuenta el momento que se vive en Francia en relación a este tema, el cineasta Cristian Mungiu afirmó que “no se hablaba de política o temas sociales, se hablaba de cine”.
Y es que la película vencedora, “La vida de Adèle”, (película que en España se titulará “El azul es un color cálido”) a pesar de las extensas escenas explicitas de sexo entre dos mujeres, de la recreación visual que hace sobre las mismas, es una preciosa historia de amor con la que Steven Spielberg y el resto del jurado de este año, no dudaron en premiar con el máximo galardón.
El fiel retrato del descubrimiento del amor y de las primeras incursiones en la sexualidad que vive la protagonista han superado las expectativas que pudiera haber con esta película.
El segundo premio de Cannes fue para la película de los hermanos Coen, “Inside Llewyn Davis”, que recorre la vida de un cantautor de folk en el Nueva York de los 60. Película por cierto, en la que aparece Justin Timberlake.
Por otro lado, el premio del jurado recayó en la película del japonés Kore-eda por “Like father, like son”, que cuenta la historia de un padre al que le comunican que su hijo de 6 años no lo es, porque fue cambiado cuando nació.
Palmarés 2013

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.