El trabajo de Pixar y Disney o Disney y Pixar sigue siendo excelente. Ya desde el principio quedas satisfecho con el cortometraje de animación al que nos tienen habituados.
Cars cuenta la historia que siempre nos ha contado Disney, con los mismos valores éticos y morales de siempre, elevando a la familia, el amor y el honor por encima del éxito profesional a cualquier precio, pero esta vez desde un mundo gobernado por coches.
Los diez primeros minutos de metraje son asombrosos, sólo por ellos merece pagar la entrada.
Un vertiginoso ritmo visual nos adentra en el mundo de las carreras de coches, con rápidos cambios de plano, neones, luces, velocidad, colores y muchas acción, así empieza Cars, como si fuera la última vuelta de las quinientas millas de Daytona.
El grosso de la película se hace un poco pesado para el público adulto, porque una vez superados todos los chistes posibles de la primera parte del film ya no hace tanta gracia.
Están muy bien desarrollados todos los estereotipos humanos en los coches, lo que da mucho juego durante toda la película. Una vez pasado el trago principal y la pesadilla del pueblo maldito (similar al “Giro al infierno” de Oliver Stone) volvemos a coger ritmo hacía un final “made in Disney” en el que podéis disfrutar de la voz de Fernando Alonso durante unos segundos y de los comentarios de Lobato, como si de la mismísima Formula 1 se tratase.
Por último un aplauso para los creadores de “Marionette” el programa de animación usado para esta ocasión. Es una maravilla, no se dónde terminará este mundo virtual, pero no me importaría vivir en uno de ellos hecho a mi medida.

Related Posts

4 Responses

  1. José Manuel

    Cuando me enteré que Fernando Alonso participaría en el rodaje ya sabía que película no iba ir a ver este verano.

    Cuando me enteré que en la misma película también intervenía Antonio Lobato me dió lastima por los pobres niños, inocentes angelitos desconocedores de todo el humo que este experto de llenar espacios deportivos vacíos puede crear a su alrededor.

    Por fortuna también aparece uno que realmente sabe de coches y que vale su peso en oro: Pedro Martínez de la Rosa.

    Reply
  2. alonso

    yo see soy tu mas grande fan tengo todo sobre ti eres el mejor yo vivo en algentina pero tu pelicula es la mejor ke tadas te amo rayo att tu + grande fan

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.