Real y como una película, así ha sido la derrota de España en el mundial de Alemania.
Otra vez la ilusión no sirvió de nada. Jugamos como nunca y perdimos como siempre, hasta los ucranianos que parecían desahuciados después de la derrota ante España miran asombrados como su verdugo cae antes que ellos en la competición.
Quizás sea la juventud, una mala estrategia, pueden ser tantas cosas…pero siempre habrá una excusa para no ganar. Somos como la Holanda del sur de Europa, grandes jugadores que nunca ganan nada con la camiseta de su selección.
A España le falta la picardía y el saber hacer de otras selecciones como la italiana, máximo exponente de la eficiencia y siempre pensamos que con ilusión, valor, coraje, furía y orgullo se puede llegar muy lejos, pero eso sólo pasa en los cuentos, en la vida real ganan los más espabilados.
Por lo tanto después de esta derrota sólo nos queda ver “Real, la película” para consuelo, al menos, de los madridistas que siempre tendremos un equipo campeón que nos dará los triunfos que la selección nos niega.
Disfrutad de la película, del sueño de ser futbolista de élite y de algún día poder jugar y triunfar en el club más grande de todos los tiempos, el Real Madrid.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.