Termina julio, llega mi cumpleaños y que mejor manera para celebrarlo que con un tema muy especial para mi, “Regaining a son” del maestro John Williams para “Siete años en el Tibet”. Banda sonora que resulta bastante repetitiva pero que tiene un tema principal muy acertado, así como esta pequeña joya a mitad del soundtrack.

“Regaining a son” goza de una sensibilidad especial y a pesar de su minuto escaso pone los pelos de punta a cualquiera. Fiel reflejo de un mundo mejor, de experiencias pasadas, del sentimiento de que el ayer siempre fue mejor que el ahora. Una mirada atrás cargada de melancolía.

Cerrad los ojos e imaginad que estáis a 6.000 metros de altura sobre el mar, en la cima del mundo, en la ciudad de Lhasa, capital del Tibet observando un bello atardecer y dejad que vuestra imaginación vuele junto al violonchelo de Yo-Yo Ma.

Related Posts

5 Responses

  1. Berni

    Se nota que estás de vacaciones, cab***.

    Yo cierro los ojos y no me veo en una montaña a 6.000 metros, veo 6.000 números caóticos girando a mi alrededor pidiéndome orden.

    En cualquier caso, bonita melodía.

    Reply
  2. Mar

    Cierro los ojos,…la musiquilla….y me duermo!!!!. Esto de la jornada continua es una put…. Uyyy perdón.

    Reply
  3. Guillermo!!

    A mi me transporta a la clínica de espera del dentista cuando era pequeño, con esa música ambiental que ponían, jeje. La verdad es que es bastante soporífera (a lo mejor es el calor… no me hagas mucho caso). De todas formas, me quedo con la de la semana pasada. 😉

    P.D.: Felicidades!!…

    Reply
  4. Miguel Ángel

    Ja,ja,ja,ja….es verdad, tiene un toque a hilo musical pero Williams está muy por encima de eso.
    Mar, prometo poner algo más animado la semana que viene para que empieces el día a tope.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.