Quiero empezar el año con un artículo más personal y para la ocasión quiero compartir con vosotros uno de los mejores momentos cinematográficos que he tenido estas navidades. Por estas fechas siempre me suele pasar que me da por algún director o género y en los días de vacaciones veo varias películas. En esta ocasión le ha tocado a Billy Wilder, que hacía tiempo que lo tenía en el banquillo y cada vez que lo revisito me doy más cuenta de lo grande que es su cine, de lo complicado que es el humor y de la facilidad de este director para inmiscuirse en cualquier género.

De su infinidad de títulos he visto dos que no tenía el placer de haberlos visto, “En bandeja de plata” y “Bésame, tonto”. Ambas comedias, de esas que te atrapan por su atmósfera independientemente de su trama. Me encantan los giros que dan sus historias, como los personaje protagonistas se sienten obligados a tomar decisiones que no quieren pero que finalmente el destino les plantea un beneficio en todo ello para terminar desencadenando en una locura de argumento. Lo mejor vino anoche. Mi primera película de 2015 ha sido “Un, dos, tres”, la que se conoce como la película de la Coca-Cola. La vuelvo a ver y me asombro de la grandeza de su cinematografía. ¡Qué ritmo!, ¡qué comicidad!, pero especialmente esa habilidad por enrevesarlo todo, por ir añadiendo complejidad minuto a minuto, yendo todo en amuento, cuidando cada detalle, nada azaroso, desde el guion hasta el escenario. La más brillante crítica al capitalimo y comunismo que se pueda ver, sin tomar partido por ninguna ideología sabe mofarse de ambas con mucha gracia e ironía. James Cagney está soberbio, una vez que arranca el desenfreno final no para un instante, quizá sean de los minutos más brillantes de la historia universal del género.

Una película que para aquellos que no la hayaís visto deberías ver, porque os va a sorprender y mucho y para el resto, rescatarla, porque no deja de sorprender su virtuosismo.

Creo que ha sido una de las mejores opciones que podía haber tomado para empezar el año.

Os dejo con alguno de sus mejores momentos

 

Aquí es donde comienza el desenlace. El momento de calma antes de la tempestad.

 

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.