Este fin de semana me sentía muy romántico y probé suerte con una película de 2011, dirigida por Drake Doremus e interpretada por Anton Yelchin (al que recuerdo por su personaje en Alpha Dog. Si, aquel pobre chico que termina tan mal), Felicity Jones y en un papel más pequeño Jennifer Lawrence, quien ganó este año el Oscar a mejor actriz por su papel en “Silver Linings Playbook”, ¡quien se lo iba a decir entonces!).

Esta película ganó el premio del Gran Jurado en el Festival de Sundance como mejor película dramática y Felicity Jones por su interpretación.

La historia refleja la realidad de muchas parejas que viven separadas por las distancias de su países. Ella británica y el americano. Ella viaja a Los Ángeles por estudios, le conoce se enamora y viola su visado de estudios pasando más tiempo en USA del que tenía permitido. Esto le supondrá problemas para viajar a este país en el futuro y determinará parte del rumbo de su historia de amor.

Jacob y Anna viven un romance lleno de subidas y descensos emocionales, en los que la distancia hará que aparezcan otras personas en sus vidas y dificulte más una relación que parece insalvable. La historia esta repleta de momentos muy bellos y poéticos, de miradas perdidas y llenas de significado. Frases como la de Jacob “a veces tengo la sensación de estar de turista,más que de formar parte de tu vida”, cuando el viaja a Londres para estar con ella, reflejan friamente todos esos estadios por lo que una pareja pasa cuando su escenario se presta tan complicado para su felicidad.

Uno de los mejores elementos de la película es la música del pianista Dustin O´Halloran, de una belleza sutil e intima cargada de una sensibilidad sublime que espero poneros esta semana para que podáis disfrutarla.

El estilo del film es completamente Indie, lejos de los canones habituales de la industria, lejos esas historias románticas que todos conocemos. Se envuelve de un look  realista, con cámara en mano y planos a larga distancia. El guión, sin ser algo excepcional si que tiene los puntos necesarios para narrar con habilidad como la distancia y el tiempo minan las relaciones de pareja. Es obra de Derek Cianfrance, quien ya escribió una historia muy parecida para “Blue Valentine”.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.