Adrian Johnston es el responsable de esta banda sonora,que ya me dejo tocado en “Becoming Jane Austen” por su maestría en la captación de ambientes y de emociones, además de hacernos retroceder en el tiempo y situarnos en la época oportuna.

En “Retorno a Brideshead” muestra con dulzura y sutileza la campiña inglesa, así como el contraste con la impertinencia humana.

Para esta ocasión os dejo con el último tema del soundtrack “Always summer”, que suena durante los créditos finales. Un tema cautivador del que una vez que lo escuchas no dejarás de tocar el piano en la mente. Como su título bien dice, nos trasporta a ese eterno verano de nuestra vida, el que vive en el recuerdo de nuestro amanecer, de esos años de juventud. De esos años de los que echamos la vista atrás y rememoranos con una sonrisa complaciente o de los que como Sebastian (uno de los protagonistas del film) dijo a Ryder “Charles, marchate de aquí y no vuelvas la vista atrás”.

Una magnífica expresión del ocaso y el recuerdo complaciente del ayer.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.