Ocho nominaciones a los Oscar avalan a Thomas Newman, hijo de una gran familia de musicos ligados al cine.

Al igual que hizo en “American Beauty” firma una banda sonora muy intimista, con predominancia del piano y cuya evocadora melodia tiende a producir la más profunda melancolía en el espectador.

Es curioso ver como esta banda sonora ha sido obviada en los Oscar, pero bueno, le han nominado por WALL-E, otra gran película que dará mucho que hablar en las escuelas de cine en los próximos tiempos, y que también goza de esos instantes musicales tan íntimos. 

Quizá la banda sonora sea demasiado corta para lo que Newman acostumbra, tan sólo 12 temas, al lado de los casi treinta que habitualmente compone. Esto puede deberse a los imnumerables vacios musicales que enfatizan la tensión y hastio de los protagonistas muestran en la historia.

Os dejo con el primer tema que abre la banda sonora “Route 12”, un bucólico arranque que se repite a lo largo de todo el film para desembocar en un tema final de la misma magnitud.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.