“Safe” es una película que me ha dejado un buen sabor de boca. La historia que nos cuenta es muy habitual y no hay nada nuevo que vaya a sorprendernos al respecto e incluso aborda las típicas obviedades del género. Todo esto se asume porque no existe ninguna pretensión más allás del entretenimiento de leches y tiros a diestro y siniestro. Lo positivo que saco de esta película es el excelente montaje que nos plantea. La historia se inicia en un momento determinado y de ahí da os pasos en flashback para comentarnos los antecedentes y en 15 minutos recuperar el tiempo presente  con la sensación de haber visto mucho más del pasado que lo que realmente hemos visto. A esto añadimos el ejercicio de dirección en el que algunos de los planos y planteamiento de la acción aportan una visión poco habitual, cercana al videojuego en algún momento. Ahora mismo me viene a la cabeza por ejemplo una de las escenas de persecución en coche en la que la acción se centra en la visión del espejo retrovisor.

Spoiler: Lo mejor de todo lo tenéis al final, con ese escape del tópico tan agradecido, y por supuesto, los guantazos de Jason Statham.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.