Parece que Ryan Reynolds no quiere dejar escapar a la rubia más deseada del momento y para ello le ha regalado un buen diamante que Scarlett mostró ayer en el Museo Metropolitano de Nueva York. Alli apareció escoltada de sus amigos los diseñadores Dolce & Gabbana, vistiendo un modelo de la pareja italiana y no muy bien peinada como podemos ver en la foto. Serán los nervios por la boda.

Scarlett y Ryan lleván saliendo más de un año y parece que la diferencia de ocho años que hay entre ellos (Scarlett 23/ Ryan 31) no es problema para dar un paso más en una relación por la que nadie apostaba un duro cuando empezó, y más tras los comentarios de Scarlett en los que declaró a los cuatro vientos que no es mujer de un solo hombre.

¡Pobre Ryan! y… ¡enhorabuena a la pareja!

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.