Parece que Scary Movie se hace de rogar, al menos nos pone las cosas más difíciles, obligando a todo aquel que viva en el extrarradio de las grandes ciudades a desplazarse a los cines del centro para poder ver la película.
Desde hace tiempo Disney viene cobrando un 60% de taquilla de la primera semana de estreno a los exhibidores, cuando la práctica en el resto de Europa suele estar en torno al 45%. Esta crispación ha llegado hasta el punto en que los grandes exhibidores de este país, Kinepolis, Cinesa, Cinebox, Yelmo Cineplex y Abaco han dicho basta. Se niegan a proyectar esta película hasta que no haya un acuerdo a favor de sus intereses. Disney, como era de suponer, no va a ceder ante estos chantajes, su orgullo parece estar muy por encima y ha contrarrestado sorteando Ipods entre los espectadores que acudan a las salas donde si se exhibe Scary Movie 4.
Por otro lado, los exhibidores culpan al Ministerio de Cultura de falta de apoyo y permitir estas técnicas abusivas de las grandes distribuidoras.
No sabemos como terminará el asunto, pero si es para preocuparse porque no queda mucho tiempo para el estreno de “Cars” y “Piratas del Caribe”, que también son de Disney. Sin duda tendrán que llegar a un acuerdo porque ambos se necesitan, los distribuidores necesitan las salas para proyectar su producto y los exhibidores necesitan la materia prima para llenar las salas.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.