Coincidencias de la vida este fin de semana me volví a encontrar años después con “Señales”, uno de los últimos títulos de Shyamalan que me ha gustado, y no sólo gustado sino que cada vez que la veo me atrae más.

Es una película que pese a estar camuflada su trama principal bajo la fantasía y la ficción de una invasión extraterrestre y de cómo el ser humano responde emocionalmente a esa amenaza, (argumento que ya daría más que de sobra para desarrollar la película) nos encontramos con una incursión en una de las más importantes preguntas de la humanidad, ¿existe un destino?.  El título ya lo dice todo, “Señales”. Es un ejercicio de fe, creer o no creer, las señales están ahí y es voluntad nuestra darles sentido o pensar que son meras coincidencias.

La película está llena de señales o de coincidencias, según queramos verlo,  que terminan por ser la clave que resuelva la situación dramática en la que termina la historia.

Como bien dice el personaje al que da vida Mel Gibson,  hay dos tipos de personas, las que piensan que todo lo que nos ocurre son meras coincidencias, que estamos solos en el mundo, y los que creen que todo son señales de un propósito mayor en nuestra vida. ¿De qué tipo sois?

Reflexionar sobre este asunto no lleva a ningún lado si no es dejándose llevar por la fe. La lógica nos lleva a comprender que cualquier intencionalidad que busquemos en los acontecimientos de nuestra vida es pura necesidad de búsqueda de un sentido, de una explicación divina a nuestra existencia y a rechazar que algún día nuestra identidad se disuelva en las arenas del tiempo. Es el rechazo a extinción, a la muerte, a desaparición.  Claramente nuestro origen, nuestra vida, tendrá un creador, habrá un sentido y una explicación al Universo y a todo lo que pueda estar por encima de él, pero parece muy improbable que una inteligencia ordenadora gobierne nuestros insignificantes destinos. En cualquier caso, las señales están ahí para creer en ellas.

Related Posts

4 Responses

  1. GEMA

    Es una película buenísima con la que me pasa lo mismo, cada vez que la veo me gusta un poco más. Yo prefiero pensar que las señales tienen un porqué, que todo pasa por algo y no son meras coincidencias.

    Reply
  2. Alfred marr

    Pues esta vez lamentó estar en contra de mike y gema, con esta película empezó el principio del fin de señor shyamalan , bajo el paraguas de la ficción una película moralista con final predecible…, lástima tenía mimbres para algo más interesante…

    Reply
  3. Mikesaintcross

    Coincido en eso de que “con esta película empezó el principio del fin del señor Shyamalana”
    ¿le recuperaremos alguna vez? Lo mismo tiene que volver a trabajar con Bruce Willis para que eso ocurra.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.