Esta fue la ópera prima de Soderbergh, una historía más que peculiar sobre la vida sexual de unos jovenes que empiezan a darse cuenta que el tiempo pasa, que la madurez llega y aprovechan cada instante de placer que se les pasa por delante de las narices.Película muy humilde, con un guión que se escribió en a penas una semana y fue rodada en tan sólo un mes y que narra las aventuras del típico abogado chulito muy interesado en el sexo que termina liandose con la hermana de su novia. En fin…

Está película le valió a Soderbergh la Palma de Oro en Cannes y sería el inicio de una prometedora carrera que a mi juicio parece algo estancada y sin terminar de arrancar. Casos como el de Solaris o El buen alemán, hacen que me replantee su valía. Siempre nos quedará Traffic y esta misma.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.