Por todos es sabido que el sistema de votaciones de los Oscar es algo complicado y siempre genera ciertas especulaciones, especialmente este año en el que han implantado un nuevo sistema de recogida del voto online, lo que ha favorecido el voto de los más jovenes en detrimento de los miembros de la Academia más ancianos que son menos propensos al uso de internet. En cualquier caso tienen el voto correo por lo que no es excusa para alterar el curso normal de las votaciones.

Veamos, antes de nada unas cuantas aclaraciones.

Miembros de la Academia: En la actualidad la cifra ronda los 6.000. La propia academia no da la cifra exacta y además tampoco facilita los nombres de las nuevas incorporaciones. Un 94% son blancos, un  77% hombres, el 14% menor de 50 años y la media de edad está en 62 años. Además el 33% ha ganado un Oscar o ha sido nominado.

¿Cómo se forma parte de la Academia?: Hay tres opciones, bien por la contribución al cine que estés haciendo o hayas podido hacer y que algún miembro presente tu candidatura a forma parte de la organización, bien por haber sido nominado a un Oscar o por último que el Consejo de la Academia, el  “Board of Governors” te invite a formar parte. Una vez al año se estudian y aprueban las solicitudes, pero no se hacen públicas. La membresía es de por vida. Aunque el académico dejara el oficio seguiría teniendo derecho a voto para los Oscar.

Condiciones para ser nominado: La película debe estrenarse entre el 1 de enero y 31 de diciembre de ese año y hacerse en el condado de Los Ángeles, estando más de una semana en cartel. Si por ejemplo se estrena en Nueva York no cuenta y esa película no podría optar a los premios. (Le sucedió a “Tierra Hostil” en 2008)

Proceso: Los productores de las películas deben rellenar un formulario dentro de un plazo determinado y presentarlo en la Academia, sugiriendo la película que pretendan como posible candidata a ser nominada.  Una vez recibidas todas las solicitudes la Academia comprueba que se cumplen las especificaciones (que van desde el formato de la película, duración,etc…) y con ello generan una lista definitiva con todas las películas que pueden ser nominadas, haciéndosela llegar a todos los miembros de la Academia en forma de papeleta junto a una copia de todas las películas a las que pueden votar. Además de esto, para facilitar que todos los académicos vean las películas se preparan “screenings” y se les permite pasar gratis por taquilla para ver las películas ya estrenadas.

Entre el 17 de diciembre y el 4 de enero se abre el plazo de votaciones. Aquí viene el lío.

No todo el mundo (los 6.000 miembros) puede votar a todo.  Dependiendo de la disciplina (son 25) en la que estén inscritos en la Academia podrán votar. El que sea técnico de sonido votará a los mejores efectos de sonido y el que sea actor a las mejores interpretaciones. En esto hay excepciones. Para el Oscar a mejor película extranjera, película de animación, Documental  y cortometrajes se eligen unos Comités Especiales que determinarán las películas finalistas en las nominaciones. Sólo existe un caso en el que puede votar todo el mundo y es el Oscar a mejor película. Aquí votan todos los miembros de la Academia.

Sistema de voto para nominaciones: Esto es lo más complejo de entender, pero trataremos de hacerlo sencillo(por eso el proceso lo lleva a cabo la consultora PriceWaterhouse Cooper). Es un sistema de votación preferencial, que tiene en cuenta el orden de las votaciones de cada miembro. Pondremos un ejemplo dentro de una categoría, porque en función de esta varían un poco las reglas (por el número de miembros de la Academia dentro de esa disciplina o por ejemplo que un actor no pueda salir elegido por dos películas distintas en la misma categoria. En una tendría que presentarse como actor principal y en otra como secundario).

Usemos el ejemplo de mejor película.

Supongamos que son 6.000 miembros. Se recibirán 6.000 papeletas y en cada una habrá una lista del 1 al 10 con las películas que ese académico considera.

Se empieza el recuento con la idea de que, en este caso, la película ganadora tenga la mitad de los votos más 1 (3.000+1). Se suman todas las películas que los 6.000 académicos han puesto en primera opción. (Si alguna consigue 3.0001 votos aquí termina el proceso y las 10 nominadas).

El resultado podría ser algo así:

1.Los Miserables: 1.200 votos

2.Django: 890 votos

3.Lincoln: 780 votos

….

12. Blancanieves 400 votos

13.Intocable 300 votos

Como Los Miserables no alcanza los 3.001 votos se elimina la última película menos votada como primera opción y se recuentan todos esos votos pero sólo teniendo en cuenta la segunda opción de la lista. En nuestro ejemplo cogeríamos los 300 votos de “Intocable” y añadiriamos la opción 2 de todas esas votaciones.  Así podría quedarnos algo así:

1. Lincoln 1500

2. Los Miserables 1300 votos

3.Django: 892

12. Blancanieves 450

Por ejemplo podría darse de que casi todos esos Académicos tuvieran como segunda opción a Lincoln y la subirían al primer puesto.

Este proceso seguiría así hasta que la película que estuviera en el puesto número uno alcanzara los 3.001 votos.

El resto de candidaturas se elige por mayoría simple. Es decir, las 5, 3 o el número que se determine de nominadas por categoría, se decidirán por ser las más votadas.

Publicación nominaciones: A mediados de enero (10 de enero) se publican las películas nominadas y se vuelve a repetir este proceso para votar de entre las nominadas al ganador en cada categoría. Este plazo abarca desde el 17 de enero hasta el martes anterior a la ceremonia de entrega de los premios.

Última votación: Todos los miembros de la Academia pueden votar a todas las categorías excepto en 5 de ellas (corto de animación, corto, documental, corto documental y película extranjera) que serán decididas por un comité. El sistema usado será el de mayoría simple y los votos recogidos serán custodiados por los chicos de PriceWaterHouse hasta el mismísimo momento de anunciar el ganador.

Como podéis ver es un sistema algo complejo y viendo el perfil de los académicos, (media de edad en 62 años y el 77% hombres) esto puede ser determinante. Lo mismo ocurre con la nominación a mejor película, donde se premia la película más regular en cuanto a posición en la lista de cada académico, más que otros títulos má arriesgados que puedan generar mucha admiración o desprecio. Podríamos tener una película en el primer puesto sin ser la que ocupaba más veces el primer lugar en la lista de votaciones de cada académico.

La suerte está echada, el 24 de febrero sabremos los ganadores. ¡Hagan sus apuestas!

 

Related Posts

2 Responses

  1. Mer

    Madre mia qué jaleo!!! y parece tan fácil, anda que no tienen que dar vueltas hasta conseguir las nominadas y las ganadoras. Para que luego llegue Jack Nicholson y diga: and the Oscar goes to…Mira Sorvino!! jajajajajaja

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.