Una película pequeña, de apenas 33 millones dólares, al igual que el periódico que refleja, el “Boston Globe”, un periódico local que fue absorbido por el “Times”, pero que cuyo foco apunta mucho más alto, directo al top 5 de las películas estrenadas en 2015.

“Spotlight” la cinta dirigida por el actor y director Tom McCarthy tiene muy claro desde el principio el camino que va a seguir. Una película sencilla, sin subtramas, de ritmo pausado, una película de mínimos que centra toda su atención en la trama periodística que aconteció estos hechos reales que fueron merecedores del premio Pulitzer a sus protagonistas.

Una película en la que la ética periodística prima por encima de todo y donde el elenco de interpretes es sobresaliente, donde destacaríamos a Rachel McAdams, donde el director y guionista han sabido jugar muy bien sus escenas y la significación que conlleva, como la de las cervezas en su caasa junto a Ruffalo o la escena con su abuela casi al final de la película. Michael Keaton, que como responsable del departamento “Spotlight” demuestra la serenidad y equilibrio que el cargo representa. Destacar su vestuario, todo un ejemplo de moda. Es uno de los aspectos más significativos del film, el vestuario toma vida.  Stanley Tucci, que pese a sus breves intervenciones a lo largo del film aportan la fuerza que un caso de tanta desigualdad representa y por último Mark Ruffalo, que bien podría caerle un Oscar en las manos el 28 de febrero. Su entrega y perseverancia son magistrales y sus  lineas de texto está la escena más potente de todo el film.pelicula-Spotlight

Poco se le puede achacar a este film, quizá el tono plano y directo, pero es que la trama está decididamente marcada en la investigación y las pocas veces que puede salirse del camino son para someter a juicio la conducta de la sociedad, del funcionamiento del sistema.

Sin duda alguna es una de las películas indispensables de este año y una de las pocas que se va a mantener en todas las apuesta junto a “The Revenant” en el ascenso final al Oscar.

Y para cerrar, la escena de la película, protagonizada por Mark Ruffalo

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.