Tag Archives: James Cameron

Caminando entre dinosaurios

En una coproducción entre Reino Unido, Estados Unidos y Australia y producido por James Cameron se estrena el día de Navidad “Caminando entre dinosaurios”, una nueva revisión de la época en la que los dinosaurios habitaban la tierra, tratado con imagen real y recreación digital. Todo bajo el prisma del 3D. Una gran aventura visual que se concibe como un viaje en el tiempo en la que los más pequeños van a disfrutar a lo grande.

“CAMINANDO ENTRE DINOSAURIOS” nos traslada hasta una Alaska prehistórica, donde conoceremos a Patch, un encantador y concienzudo dinosaurio, y a su familia. Patch es el pequeño de la camada, y nadie espera que vaya a llegar muy lejos. Pero Patch tiene un espíritu fuerte y un gran corazón; lo que le falta de fuerza física lo compensa con una gran tenacidad.

Seguiremos a Patch y a su familia en su larga migración anual para encontrar comida. Es un emocionante viaje, sembrado de peligros, en el que también encontraremos amigos y muchas aventuras.

avatar

Nuevas entregas de Avatar

Aprovechando el estreno en Telecinco de “Avatar”, la película más taquillera de la historia del cine, superando la barrera de los 2.000 millones de dólares de taquilla, damos un repaso por la situación actual en la que se encuentra esta saga, de la que muchos os estaréis preguntando.

Como ya sabréis tras el estreno de “Avatar” en cines James Cameron anunció que rodaría más películas basadas en el universo del planeta Pandora. Dijo que se tomaría su tiempo y trataría de reforzar el guión y usar más recursos para ello, ya que la tecnología de filmación ya la tenía disponible. La cuestión es que el rodaje se ha ido alargando con el tiempo.  En principio estaba previsto el estreno de una segunda entrega para 2014 pero Cameron se ha dado cuenta de que la tecnología avanza a pasos agigantados y necesitaba más tiempo para depurar su técnica de filmación.

Sobre el guión poco sabemos. James Cameron guarda un absoluto secretismo sobre el mismo y la especulaciones son muchas. Si sabemos que van a rodar simultáneamente 3 películas, una segunda, tercera y cuarta entrega y que el rodaje comenzará en octubre de 2014 y se prolongará durante al menos un año entero. (Normalmente una película se rueda en una media de 3-4 meses). Se especula sobre si la historia a narrar será la misma en las tres películas y será contada de forma paralela en las tres entregas o si  las historias serán precuelas de lo que ocurre en el primero de los films. Todo es posible, por lo que habrá que esperar a que Cameron vaya filtrando información.  La empresa de animación Weta Workshop será la responsable de los efectos especiales y animación de la película. Empresa que saltó a la fama por sus artificios para “El Señor de los Anillos”, dando vida a Golum con una tecnología que dejó boquiabierto al gremio de los efectos especiales.

Las fechas de estrenos están previstas para diciembre de 2016, 2017 y 2018, por lo que todavía quedo mucho para ver las primeras imágenes del planeta Pandora. El único dato que se ha filtrado es que la segunda parte, la que se estrenará en 2016 se va a ambientar en los océanos de Pandora, por lo que parece que será una aventura marina, medio en el que el director James Cameron se mueve con soltura ya que siempre le han atraído mucho los océanos. Prueba de ello son títulos suyos como “Abyss” o “Titanic”.

Sam Worthington seguirá siendo el protagonista en las tres películas y Stephen Lang, el villano de la primera parte también será resucitado para mantener su lugar. Lo que no sabemos es si será ocupando un cuerpo Na´avi o resucitando su cuerpo. Se especuló con que Arnold Schwarzenegger ocupara el lugar de villano, pero por cuestión de agenda parece que no pudo ser.

Tendremos que esperar dos años para ver el resultado de rodar tres películas a la vez  y  si su resultado convence, teniendo en cuenta de que entre 2014 cuando empieza el rodaje y 2018, año del último estreno, la tecnología de animación hubiera podido evolucionar rápidamente.

La Cleopatra de James Cameron

Hollywood Reporter acaba de soltar la liebre. James Cameron está barajando la posibilidad de rodar una historia faraónica (otra más), esta vez en las arenas del antiguo Egipto y nada menos que Cleopatra, la que ya en su día dio vida Elizabeth Taylor junto a su marido Richard Burton en el papel de Marco Antonio.

El proyecto titánico que pretende James Cameron sería rodado en 3D, así que os podéis hacer una idea del resultado visual de ver Egipto bajo el prisma de Cameron, sin duda una gran experiencia rompe taquillas.

La productora que está detrás del proyecto es la poderosa Sony, que parece tener envidia de otras y quiere tener en su colección una joya de Cameron.

La actriz que el director pretende para el papel de Cleopatra no podía ser otra que Angelina Jolie, la feminidad y sensualidad por excelencia.

De momento todo está en el aire y simplemente se está haciendo una valoración y estudio del proyecto, pero algo me dice que donde Cameron pone la mira se convierte en blanco seguro.

Pronto sabremos más.

Avatar supera la taquilla de Titanic.

James Cameron lo ha vuelto a hacer. Avatar acaba de superar hace unas horas el record de taquilla que en 1997 estableció Titanic. En tan sólo un mes ha conseguido lo que Titanic hizo en casi un año. La previsión es que esta cifra siga creciendo y creciendo colmando cotas impensables.

Hay que tener en cuenta un par de cosas, primero la inflación porque los precios de 1997 no son los de 2010. En segundo lugar la subida de precio que supone una entrada en 3D respecto de la tradicional.  Pero en cualquier caso los datos absolutos son estos y como veis, sólo James Cameron podría superarse así mismo. ¿Hasta que cifra llegará? Lo que está claro es que estos resultados van a multiplicar los proyectos en 3D y el más que seguro empujoncito que supondrán los Oscar multiplicará la cantidad de proyectos bajo este formato.

Y esto no acaba más de empezar porque Cameron promete venir con una segunda parte orientada más al contenido, al desarrollo de la historia y a despreocuparse de la tecnología que aquí despliega.

Un poco más sobre AVATAR.

Revisitando Avatar uno puede apreciar algunos detalles que pasó por alto o confirmar esas frases que vagamente recordaba, pero centrándonos esta vez un poco más en el plano emocional Avatar viene a mostrarnos una realidad muy factible en un futuro no muy lejano de la humanidad. La tecnología informática cumple perfectamente los cánones que ahora mismo se están proyectando, la carrera espacial y armamentística así como los avances en biociencia que en un futuro convertirar al cuerpo en un mero vehículo del “alma”.  Por ello, las reflexiones que Avatar plantea son muy sugerentes.

Por mi parte creo que me hubiera gustado mucho más ver una historia del espacio, una historia en la que el ser humano llega por primera vez a un mundo como el de Pandora, vivir ese primer contacto con los seres del planeta así como la odisea espacial hasta llegar allí. De no ser así, también hubiera preferido una historia centrada más en el romance de los protagonista (Sam Worthington podría tener algo más de vidilla por las venas), disfrutar de la relación entre seres de dos mundos muy distintos y ver como interactuan con un poco más de química. En cualquier caso, una segunda lectura termina por dejarte mejor sabor de boca que la primera, porque los efectos son realmente impactantes. Destacar la interpretación de Zoe Saldana en el papel de Neytiri, que borda su personaje y la carga emocional que despliega. Unos de mis planos favoritos de la cinta va dedicado a ella, cuando su compañero Jake Sully consigue subirse por primera vez en uno de esos bichos alados tras varios intentos y un gran esfuerzo y ella, por el contrario, en un abrir y cerrar de ojos y de la forma más natural y sencilla se sube en uno de ellos y sale volando tras él.

Otros planos muy sugerentes son aquellos en los que humanos y Na`vi coinciden en pantalla. Aquí es donde realmente puedes comparar el virtuosismo del sistema PACE/CAMERON de cinematografía.

También los malos detalles se hacen más evidentes, como los primeros 15 min. de película en el que se suelta un discurso facilón sobre las guerras y la humanidad. Lo mismo ocurre con el papel del villano, que resulta de manual (como me decía alguien; sólo le falta la risa maléfica de los villanos Disney) muy previsible y absurdo. O el papel determinante que le dan al destino en la resolución de conflictos.

También hay momentos de gran emoción como aquel en el que Jake Sully consigue caminar por primera vez con su Avatar. Es la primera vez en la que se muestran los logros gesticulares de la nueva invención de Cameron. Lo mismo ocurre con la inmersión, tanto diurna como nocturna, en el bosque luminiscente.Realmente te sientes en Pandora. Otro elemento muy sugerente y que aporta realismo es el zoom manual e intencionado de alguno de los planos generales, como si fuera en plan reportero. Tampoco olvidaremos que en Na´vi imbécil se dice “escaunt”.

Por último, una serie de frases para recordar:

“Se nos mean encima sin al menos decirnos que está lloviendo”

“Su nombre es Última sombra, porque es la última que llegas a ver”

“Yo era un guerrero que soñaba con traer la paz, pero tarde o temprano tienes que despertar”

“Yo era un paria, un traidor, un alienigena. Estaba en el lugar donde los ojos no ven.

Y la mejor de todas “Ahora está todo al reves, como si lo externo fuera el mundo real y lo de aquí fuera un sueño”. Frase antológica para recordar porque puede convertirse en el designio de la humanidad a medio plazo.

Dentro de AVATAR.

En 2005 fue el año en el que James Cameron decidió ponerse en serio con el proyecto Avatar. Tras unas charlas con Stan Winston (quién creo el T-800 de Terminator) y unas pruebas de cámara puso en marcha este proyecto de 215 millones de dólares, superando en unos pocos a su anterior proyecto, “Titanic”. Una vez más Cameron apuesta alto y muy arriesgado, parece haberse propuesto crear el “Star Wars” de una nueva generación.

Desde un primer momento Cameron tuvo claro el reparto y los estudios parecen fiarse con los ojos cerrados del olfato taquillero de este director, que parece digno sucesor del Rey Midas de Hollywood, Steven Spielberg.  Todo el proyecto ha estado rodeado de gran secretismo pero eso no ha evitado que Cameron haya querido compartir con amigos del gremio los avances tecnológicos que ha estado desarrollando. Invitó a  visitar el plato de rodaje a unos pocos privilegiados como Steven Spielberg, George Lucas o Peter Jackson, personas que realmente valoran este trabajo y cuya opinión es muy válida para Jim. La respuesta de todos ellos a lo que Cameron les enseño fue de “impresionante”.   Todos quedaron asombrados con la técnica “Capture motion” en puro directo (se nota también la mano de los chicos de Weta Workshop, responsables de los efectos digitales de la película y también de otros títulos como “El Señor de los Anillos”) y con las cámaras que Jim estaba desarrollando. Ninguno puso en duda que este film será el disparo de salida de un nuevo cine.

Respecto de la trama, Cameron no ha querido dejar ningún detalle ni cabo suelto. Como si de J.R.R. Tolkien se tratase ha creado una lengua, una cultura y todo un mundo alrededor de los Na´vi, la civilización que habita Pandora. ¡Aviso! Ojíto al bosque bioluminiscente, de lo más impresionante del film. Como dicen muchos, si Dios pudo crear el mundo en 7 días, James Cameron, “El rey del mundo”, puedo hacerlo en 5 años. La creación de este universo ha llevado más de 100 horas y año y medio por personaje, así como 30 horas por fotograma de metraje. Esto se traduce en 16 horas de trabajo diarias 7 días a la semana, agotador.

Hablando de situaciones complicadas la batalla final de Avatar parece llevarse el premio gordo. Les llevó dos años terminarla y son 18 minutos sin pausa, con cuatro escalas de personajes que interactuan entre sí, la madre de todas las batallas, de la que dicen que no se ha rodado nada parecido hasta el momento. Tenemos tierra, aire, infantería, caballería, animales, hombres, máquinas y todo coreografiado al milímetro.

De momento está batiendo records sin haber sido estrenada, ya ha superado los 4 millones de visitas el trailer de la película. Tan sólo quedan unos días para ver el resultado pero de momento podemos decir que los directores que visitaron el plato de rodaje de AVATAR ya se han puesto a trabajar con esta tecnología y no cabe duda que cambiará el cine. Es la primera película rodada con actores reales en 3D y marcará un antes y un después en la historia del cine.

Los orígenes de AVATAR.

Hace poco tuve la oportunidad de leer una entrevista a James Cameron, como ya sabéis, director de Avatar, “la gran pelí del año”. Y en ella hacía un ejercicio de autoconfirmación de las motivaciones que le han llevado hasta este punto. Todo arranca en su infancia, en la que ya estaba obsesionado por la ciencia-ficción (sólo hay que ver su filmografía, “Alien”, “Abyss”, “Termintor”). En aquellos años pasaba las horas enfrascados en novelas del género. Afirma que podía leer una cada dos días, incluso si le gustaba mucho no hacía otra cosa durante el día, en mitad de clase se sacaba el libro entre los apuntes y hala, a leer. Creció entre las novelas de Arthur C. Clarke, A.E. van Vogt, Harlan Ellison y Larry Niven. Pero lo mejor estaba por venir. El día que descubrió en una sala de cine “2001: Una Odisea del Espacio” se enamoró de Kubrick  y su arte, llegando a obsesionarse con aquellos efectos especiales que llegaban a marearle y que le valieron el Oscar a los mejores efectos visuales. Pasó el tiempo, Cameron creció y tras su paso por la carrera de física y bellas artes (curiosa mezcla) terminó dedicándose a esto del cine.  Tras convertirse en el rey del mundo con “Titanic” vio más cerca la posibilidad que siempre había soñado, viajar al espacio y ser el primero en rodar allí. En el año 2000 empezó a entrenar con los rusos (viejos colaboradores en Titanic) y su nave Soyuz, para salir al espacio en su nueva aventura. Los sucesos del 11-S cancelaron la expedición y aunque siguió vinculado como asesor en la NASA, pasó a producir un par de series ambientadas en Marte. Pero esto, tratándose de alguien como Jim (como le llaman en su circulo más cercano) sabe a poco.

Y así llegó “Avatar”. Todo comienza en 1994 cuando Cameron se sentó a escribir el guión de esta historia que partió de un presupuesto de 75 millones de dólares para pasar a la imposible suma de 400 millones de dólares. La tecnología no daba de sí como para plasmar las inquietudes de Cameron. Todo surgió de una llamada del gran maestro Stanley Kubrick, que le llamó para que le explicara como había hecho ciertos efectos de “Mentiras Arriesgadas”. Cameron, que no cabía en si de gozo, tomó un avión se plantó en la casa londinense de Kubrick para ver juntos la cinta. Después de este día nacieron las 80 páginas del guión de “Avatar”, antigua palabra hindú para referirse a la encarnación de un ser divino.

Avatar; cobertura total.

Ya no queda nada para el gran estreno del año, Avatar, el gran proyecto futurista  de  James Cameron del que hace más de diez años que no le vemos en la gran pantalla y con el que soñamos muchos volver a ver su gran maestría con la cámara, las buenas historias y los momentos épicos. Los medios de comunicación de medio mundo están volcados con este film, hasta el punto que “Los Ángeles Times” está dando una noticia diaria sobre la película hasta el mismo día del estreno.

Ya está circulando un segundo trailer (que desvela más sobre la trama del film) que se puede ver en las salas de cine. Las proporciones épicas del film que se muestran en el trailer alcanzan cotas increibles y pongo toda mi credibilidad en decir que la película que está apunto de estrenarse el próximo 18 de diciembre va a marcar nuevos estándares en el cine del futuro. El propio James Cameron afirma (y ya lo he repetido muchas veces) que está película cambiara la historia del cine. Si os digo que estas palabras me ponen los pelos de punta me quedo corto. Hace semanas que no tengo otra música en la cabeza que no sea la banda sonora de Jamer Horner ni otro título que no sea “Avatar”. Si os fascinó Williams Wallace con aquello de “Nos podrán quitar la vida, pero jamás la libertada”, preparaos para escuchar a Jake Sully decir “Van a mandarnos un mensaje, que pueden apoderarse de todo. Pero nosotros vamos a mandarles otro, que esta, ¡ES NUESTRA TIEEEEERRA!” .

El primer estreno será el 15 de diciembre con la salida a la venta de la BSO de James Horner. En este blog podréis encontrar un enlace para hacer la reserva y compra de la misma.

Ya no queda nada…muchos contamos los días para ver la primera película relevante en 3D y para disfrutar del buen hacer de quien se reconoció así mismo como “el rey del mundo”, James Cameron.

Avatar, de James Cameron.

Hoy es un día de celebraciones para muchos, entre ellos, el mismo que escribe estas palabras. Por ello me daré el gusto de hablar de la película más esperada para este año 2009, la que seguramente marcará registros a batir. Estamos hablando de “AVATAR”, la nueva película de James Cameron, al que ya considero el Stanley Kubrick del siglo XXI en muchos aspectos.

Desde 1997, con “Titanic”, no hemos vuelto a saber nada de este director que 12 años despúes aparece en las salas con un proyecto megalómano (190.000 millones de dólares) casí a la altura de lo que supuso el famoso transatlántico, del que se dice que cambiará la industria del cine tras su estreno. James Cameron siempre fue un pionero en el desarrollo de tecnologías digitales (véase el trabajo de Digital Domain para “Terminator”) y en esta ocasión nos trae el primer trabajo serio que se estrenará en 3D. Se comenta que la renderización de alguno de los fotogramas del film tardan en llevarse a cabo alrededor de 50 minutos. Weta Workshop (El Señor de los Anillos) es la responsable de los efectos digitales de “Avatar” y prometen una técnica CGI inimaginable hasta la fecha, superando con creces todos sus trabajos anteriores.  No es para menos, cuando llevan casi cinco años involucrados en el proyecto.

Está programado que para el 21 de agosto se haga un pase especial de 14 minutos en todos los cines IMAX y algunas salas de cine selectas habilitadas para el 3D con alguna de las escenas de la película. Cameron promote dejar boquiabierto al público de todo el mundo y aumentar así las expectativas para su estreno mundial el 18 de diciembre.

Es incuestionable la ilusión que genera este proyecto, máxime cuando James Cameron es quien está detrás de ello porque sabemos que no será una película de ciencia ficción sin más, la acción y la aventura no serán los protagonistas de la historia a pesar de ser los elementos estrella del metraje. Cameron manifestó hace poco que este es un proyecto que lleva dando vueltas 14 años, pero que ha sido ahora cuando la tecnología le ha permitido poder plasmarlo en la pantalla.

Quiero destacar también la participación de James Horner en la elaboración de la banda sonora, siendo esta su tercera colaboración juntos tras “Alien” y “Titanic”, película esta última por la que finalmente consiguió el Oscar.

Espero haberos trasmitido la misma ilusión que yo siento con esta película y sólo me queda dejaros con la sinopsis:

“Nos situamos en un futuro lejano. Jake Sully (Sam Worthington) es un veterano de guerra que ha quedado parapléjico. En medio de su desesperación, es trasladado al planeta Pandora, habitado por la raza alienígena de los Na’vi. Sin embargo, Sully no llega a ese lugar con su identidad terrestre. En realidad, han proyectado a un avatar del marine, muy diferente en su aspecto.
Transformado en un extraterrestre alto y de piel azulada, Sully pasa a integrarse en la cultura de los Na’vi, hasta tal extremo que llega a enamorarse de una alienígena (Zoë Saldaña). Con el tiempo, el terrestre se convertirá en líder de los Na’vi en su lucha por la supervivencia.
Grace (Sigourney Weaver), una botánica sumamente decidida e idealista, es quien guía los pasos de Sully en su prodigiosa aventura. En sus investigaciones coincide con un antropólogo (Joel David Moore) que también se interesa por la civilización Na’vi.”