Tag Archives: Martin Scorsese

Toro Salvaje

Toro Salvaje

Basada en la vida del boxeador Jake La Motta, interpretado por Robert De Niro, nos muestra el lado más oscuro y duro de la vida del boxeador, esa parte extradeportiva en las antípodas de lo que unos años antes significo “Rocky”. Rodada en blanco y negro Martin Scorsese supo reflejar la violencia del ring y el mundo mafioso y de corrupción alrededor de este deporte.

Robert De Niro borda un papel que le valió el OSCAR a mejor actor, y es que alguna de sus escenas son memorables. LaMotta era un tipo difícil, con grandes obsesiones, muy celoso de su mujer que incluso le llevó a tener problemas con su propio hermano, interpretado por Joe Pesci. De Niro interpreta con maestría cada registro del carácter de este boxeador, pasando de la rabia al deseo  y reflejando una gran fortaleza y persistencia, tanto, que llegó a romperle una costilla a Joe Pesci en una de las escena de pelea. Es destacable el cambio físico que muestra en su etapa final, ya retirado del ring. De Niro tuvo que ganar 27 kilos de peso, lo que marcó un record hasta la fecha.

Alguno de estos momentos sublimes que más me gustan es aquel en que está detenido en la carcel y golpea una y otra vez el muro de la prisión mientras grita desesperado entre luces y sombras en blanco y negro.

Los detalles sangrientos del film son marca de identidad de Scorsese, que ya en estos primeros films muestra el lado más duro y salvaje de la violencia callejera, marca de identidad de su cine, que siempre ha girado entorno a ese mundo italo-americano callejero.

Es curioso como viendo de unos años, y especialmente este, 1980, en que se llegaron a estrenar 8 películas sobre el mundo del boxeo, Scorsese consiguió diferenciarse del resto, siendo claves la fotografía en blanco y negro y el hecho de distanciarse del cine de deporte, dejando bastante de lado los combates y centrándose más en el personajes y sus tribulaciones internas. Aun así obtiene un resultado muy bueno con las escenas de combate, que pese a ser escasas y poco elaboradas tiene algunos planos sensacionales, como en los que destaca los flashes de las cámaras, los planos detalle de la sangre saltando por los aires o primeros planos de los rostros de los boxeadores. Es escueto en esta realización pero ahí radica parte de su éxito.

Martin Scorsese dijo acerca de esta película “Yo puse en ‘Toro salvaje’ todo lo que sabía, todo lo que sentía, y pensé que eso sería el final de mi carrera. Es lo que se llama un film kamikaze: se pone todo dentro, se olvida todo y después se intenta encontrar otra manera de vivir.”

Sin embargo, lejos de ser el final de su carrera, le puso en el centro de todas las miradas. En el caso de De Niro creo que fue momento cúspide, llevando a cabo una interpretación que muchos han considerado dentro de las 10 mejores de la historia del cine.

Por último, y no menos importante, destacar la banda sonora de la película, con la composición de Mascagni, que me recordó a ese uso de la música clásica que tan bien supo destacar Stanley Kubrick, otro de los grandes. (La semana que viene subiremos esta pieza musical para que podáis apreciar el contraste entre la belleza melódica y la violencia del ring)

La invención del Hugo. La crítica.


La nueva película de Scorsese me ha defraudado bastante. Tenía demasiadas expectativas en base a todo lo que había leído sobre el film y sobre ese impactante comienzo. Como muchas veces digo y comparo, esto es como la repostería francesa. Mucho color, mucho brillo, formas apetecibles y un olor embriagador, pero en cuanto le hincas el diente ¡zas! la magia se termina y te das cuenta de que la realidad es más sosa de lo que imaginabas.

Algo así sucede con esta película. El arranque no lo salva ni el 3D, quizá sea por empalagosa, pero aburre muchísimo y no trasmite ninguna ensoñación. La buena crítica la entiendes una vez que profundiza en el personaje de Méliès y nos ofrece un vibrante repaso por la historia de los orígenes del cine y habla sobre esas inquietudes que todos los que amamos la ficción y alguna vez nos aventuramos en ese magnifico mundo de sueños. Ahí es cuando toca la fibra sensible del espectador, pero quizá sea un poco tarde para remediar una no tan excelente valoración como los medios han repetido hasta la saciedad.

En cualquier caso no me cabe duda de que es un trabajo muy premiable y seguramente obtendrá más de un Oscar en la noche del  domingo.

Ficha del film

Uno de los nuestros de Scorsese hecho serie de TV en AMC

Hay que ver las vueltas que da el mundo. Este año 2012 viene cargado de sorpresas y entre ellas la paradoja de que Martin Scorsese productor ejecutivo de la serie de trama mafiosa “Boardwalk Empire”, de la cadena HBO, se va a encontrar rivalizando contra si mismo, porque la cadena AMC (responsable de “Walking Dead”) está preparando una serie basada en la película de Matin Scorsese “Uno de los nuestros”, una de las grandes películas de mafia de todos los tiempos y seguramente de las más violentas y sangrientas, todo un recital del señor  Scorsese.

Para esta producción van a contar con el guionista original de la película,  Nicholas Pileggi, que también lo fue de “Casino”, una de las últimas grandes películas mafiosiles de Scorsese.

El tema promete y será interesante ver como la familia  Lucchese se abre camino por los senderos del crimen organizado.

Revisitando “Shutter Island”

No hay nada como una velada de buen cine y con la mejor compañía. Visionado y charla posterior para no dejar de disfrutar lo vivido. Así ha sido la noche de hoy, ¿y el título? “Shutter Island”.  Es sorprendente  volver a ver la película y darte cuenta de tantas cosas que clarifican la trama y que en algún momento pudieron causar duda. Se aprecian detalles que pasaste inadvertidos y otros que los disfrutas más porque los ves venir. Y lo mejor sigue siendo el final del film, frase que permanecerá en los altares del celuloide.

Quería rememorar esta película porque volviéndola a ver tengo todavía más claro que si existe la justicia divina esta historia se va a llevar más de un Oscar este año. La fotografía me ha vuelto a dejar boquiabierto, por su gran manejo del claro oscuro y la dureza de su iluminación. A esto añadimos una realización que tiene algún encuadre al más puro estilo expresionista (sobretodo la parte final) que resulta soberbio, por la técnica y por la metáfora con las profundidades, luces y sombras de la mente humana. El guión también estará entre los favoritos del año y espero que la interpretación dramática de Leonardo DiCaprio reciba la recompensa que se merece. Este puede ser su año, no os quepa duda.

Que gran película Shutter Island.

Shutter Island. La crítica.

Vamos, no vamos, vamos, no vamos. Al final un golpe de casualidad o de necesidad hizo que no esperara un día más para ver LA OBRA MAESTRA DE 2010. Hacía mucho, muchísimo tiempo que no me sentía así en una sala de cine. “Malditos Bastardos” de Tarantino me hizo disfrutar como ya no recordaba pero es que la nueva película de Martin Scorsese eleva al cine al templo de los dioses, a esas míticas historias contandas por los más grandes. Es cierto todo aquello que la crítica ha manifestado al respecto, comparando la cinta con Kubrick o Hitchcock. Totalmente. Desde un primer momento sientes que lo que estás viendo se convierte al instante en historia del cine.  “Infiltrados” fue buena, buenísima, pero es que “Shutter Island” goza de una sensibilidad y una melancolía intrínseca que termina por dotar a Scorsese de ese último golpe maestro que podía faltarle, si es que alguna vez le faltó algo. Volviendo a las comparaciones, es verdad que la trama se mueve constantemente por aguas Hitchcockianas y que en el personaje de Leo puedes ver reflejado a Cary Grant dirigido por el Hitchcock de sus mejores tiempos, y la realización roza lo Kubrickiano en cada uno de sus planos, así como la intensidad y naturaleza del personaje protagonista interpretado por DiCaprio. No puedo evitar no decirlo, me ha parecido una película soberbia. ¿Qué sea más explicito? bien, vamos allá.

1.Leonardo DiCaprio: No me cansaré de repetirlo, es el mejor actor de su generación y junto a uno de los pocos maestros que todavía quedan en pie, hacen un tandem que espero que se repita lo antes posible. La credibilidad de Leo roza la excelencia, se cuentan con los dedos de una mano los actores en activo que tienen esa virtud. Dispone de mil registros interpretativos, jamás sentirás que sobre actúa o que la escena le viene grande. Tiene varios momentos memorables y lógicamente, para evitar destriparos la película, no diré mucho más. Simplemente quedarme con ese momento tan dramático del final en el que te pone la piel de gallina y llega a quebrarte el corazón. Desde aquí y ahora mismo, propongo a Leo para el Oscar ¡ya!.

2.Fotografía: Últimamente estoy disfrutando mucho de la fotografía en la gran pantalla y todavía me falta “The Road” del español Javier Aguirresarrobe, pero es que Robert Richardson llega a conseguir que te pierdas en la profundidad de los planos. Habitual de Scorsese y de Tarantino, que también es el responsable de la fotografía de “Malditos Bastardos”,nos deja unos claroscuros increíbles, así como el manejo de la profundidad de campo, las nieblas (ya le hubiera gustado a Amenábar esta atmósfera para “Los Otros”), las luces duras y los contrastes.

3. Dirección: Que puedo decir que no hayáis visto ya. Quiero destacar la colección de planos aéreos y cenitales (muy Hitchcockianos) que con mucho acierto selecciona para el montaje final. El ritmo es pausado pero sin perder un ápice de la intriga e incentivando por momentos la curiosidad del espectador, dando pequeños saltos bruscos en la trama para provocar el sobresalto.

4.Montaje: Thelma Schoonmaker es la responsable. Ganadora del Oscar por “Infiltrados”, y que también editó “El aviador”, es una habitual de Scorsese, y no es para menos. La alternancia entre las diferentes realidades del film, los sueños, los recuerdos y en definitiva la verdad sobre la vida, son excelentes. No hay un sólo minuto de montaje que se salga de la tónica y haga cojear al resto. La credibilidad es absoluta.

5.La historia: Es la primera vez que veo retratadas las enfermedades mentales con tanta maestría. Esto demuestra que no hacen falta grandes artificios ni montajes surrealistas como hacen algunos directores (véase Charlien Kaufma por nombrar uno). El guión traza una línea y un manejo de los recursos cinematográficos que te dejan boquiabierto. Los últimos 20 minutos me dejan sin palabras, así como ver como juega en ambos bandos haciéndote dudar, para terminar siendo un fiel reflejo de la realidad que retrata el film.

6.Metáforas: La mejor sin duda alguna es la del faro, que muestra la soledad inerte en la que puede llegar a desarrollarse la vida. La muerte, la huida y a la vez la oportunidad y curiosidad por otras vidas, por otros mundos. También tenemos muy presente el reflejo de la sociedad americana de los 50, aquella a la que se le caía el mito, que descubría que no todo era tan maravilloso y se daba de bruces con la realidad.

La única pega se le puede poner al score de la primera parte del film, que goza de un protagonismo que no lo merece, distrayendo en cierta medida al espectador. La cuestión es que una vez que aparece el tema “On the nature of daylight” de Max Richter los sentimientos afloran para quedarse hasta el final. En definitiva, creo que es una de las mejores películas de Scorsese, así como la interpretación de Leo, que desde sus primeros films (previos a Romeo+Juliet) no alcanzaba este nivel interpretativo (salvaguardando distancias con “El Aviador” o “Diamantes de Sangre”, algunas de las más recientes). Espero que pase mucho tiempo en quitarme de encima esta dulce y melancólica sensación que te deja el film y espero que todas mis opiniones vertidas estén a la altura que este film se merece. Yo no perdería un segundo más e iría volando a la taquilla a comprar una entrada.

Una de las películas del año, Shutter Island.

Martin Scorsese parace estar más en forma que nunca. Este año vuelve con película junto a su ya inseparable Leonardo DiCaprio en un thriller de suspense terrorífico que promete pegar en el asiento al espectador. Quienes han podido ver algo afirman que es de lo mejorcito de Scorsese, que al igual que los vinos gana con los años.

En Estados Unidos se estrena en ocutubre y la previsión para España es que llegue para finales de año. ¿Alguien se atreve apostar ya para los Oscar?

Os dejo con el trailer y la web oficial.