Invitada por una gran amiga acudí al cine a ver la segunda entrega de esta romántica historia de amor juvenil que es “Tengo ganas de ti” . El escenario no podía ser más propicio para regresar a esos años adolescentes pues en la sala solo había mujeres, de todas las edades eso si, pero ni un solo hombre. Bueno, solo él, Hache (Mario Casas), haciendo suspirar a todas desde el minuto 1.

La historia empieza con un Hache más maduro que vuelve de Londres tras intentar olvidar alli a su gran amor Babi (María Valverde) y la pérdida de su amigo Pollo (Álvaro Cervantes) . Ya en Barcelona se reencontrará con sus amigos, con su pasado, pero lo mejor será ese soplo de aire fresco que le dará el personaje de Gin (Clara Lago), lleno de rebeldía y energía. Tarde o temprano tendrá que enfrentarse a sus fantasmas y elegir entre aferrarse a ese amor idealizado que siente por Babi o arriesgarse por un nuevo amor. Está en vuestras manos saber con quién se queda.

Se agradece mucho la interpretación de Clara Lago que cuenta con un gran peso en la película y sale muy bien parada. También os sosprenderá lo bien que canta. El trio protagonista tiene mucha química y los secundarios como Marina Salas, Nerea Camacho o Antonio Velázquez nos adentran en subtramas que ayudan mucho al desarrollo de la historia.

Pero sobre todas las cosas estareis de acuerdo conmigo después de ver la película que Mario Casas conquista a cualquiera con su chulería, su dureza y su tristeza  a partes iguales.

 

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.