Bueno, bueno…este año los Oscars van a estar calentitos y muy tensos, porque las dos categorías más importantes, dirección y película  no están nada claras. Mucho se habla entre “The Hurt Locker” y “Avatar” y la nueva en aparecer “Malditos Bastardos”  (por la que personalmente creo que es la más merecedora). De momento, aquí va una baza en favor de “The Hurt Locker”.

La película de Kathryn Bigelow está tratada con mucho mimo y cuidado. Tiene un estilo de dirección muy personal y marcado. Me recuerda mucho a Peter Greengrass (pronto le veremos con una cinta muy parecida a esta, “Green Zone” con Matt Damon), pero un estilo más sofisticado, sin un abuso tan exagerado de lo que en si, es un recurso. Tiene un manejo rápido y preciso de la cámara, busca constantemente el plano y contraplano. No mantiene más de 3 ó 4 segundo el mismo plano y consigue transmitir un realismo sensacional sin llegar a marear al espectador.

Eso por un lado. Luego tenemos el tema que toca la película. La misión en Irak, un tema delicado por el que pasa con maestría y que seguramente se ganará el aprecio de la Academia y muchos de sus votos. La película va ganando en contenido a medida que avanza su metraje  para llegar a una escena final en la que el protagonista comparte plano con su hijo recién nacido, con el que mantiene una conversación  (monólogo) que marca el punto ganador para el Oscar. Una escena brillante que refleja como los valores y la percepción de la realidad va cambiando con la edad.

Sin duda no creo que esta película sea la definitiva sobre la guerra o sobre las ambientadas en la más reciente de Irak, pero si que es posiblemente la única que pueda arrebatarle el Oscar a “Avatar”, ya que el género de “Malditos Bastardos” parece diezmarle oportunidades.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.