La última serie que he visto en Netflix es cuanto menos inquietante. “The OA” comienza el primero de sus ocho capítulos lejos de lo que va a ser la serie. Se mueve en el drama social que rápidamente dará un giro hacia lo sobrenatural, la ciencia ficción, el thriller y mucho más.

Una serie que engancha desde el principio, que relata una historia seductora, como si de un cuento de hadas se tratase y cuyos protagonistas, dentro de esa narración consiguen dar un sentido en cierta medida a sus vidas.

Un discurso que se mueve entre la realidad y la ficción, que manifiesta su intención terapéutica y que tiene alguna escena y discurso memorable entre los capítulos 6 y 8. Una manifestación clara de que la única forma de sobrevivir es no estando solo y de que la vida no es el centro de la existencia humana.

Realmente una joyita del universo Netflix, de la que es difícil escribir sin desvelar algunos de sus giros.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.