La nueva entrega del superhéroe, Dios o lo que venga a ser Thor, bajo la piel de Chris Hemsworth, vuelve a llenar la salas de medio mundo. Estando todavía pendiente de estrenarse en USA (estreno 8 de noviembre), ya ha recaudado 109$ millones, teniendo un presupuesto aproximado entre 180$-200$ millones. Cifra que muchos critican por su elevado coste para el despliegue de efectos que realmente se muestran en pantalla, o el costoso 3D, que no luce prácticamente nada en esta película.

Dicho esto, he de decir que el personaje de Thor, así como su primera película, los recibí con cierta incredulidad. Tras el fiasco de algunos de los personajes Marvel llevados al cine y el hecho de llevar ese martillo tan aparentemente ridículo en la mano con el que combatir a los enemigos me resultaban muy ridículos.

Para mi sorpresa, la película me encantó. Empezando por la empatía que despierta Chris Hemsworth y su carácter chulesco, pasando por la puesta en escena del martillo hasta llegar a la dirección de Kenneth Branagh. Me resultó un película muy distinta a las de este género.

Con “Thor:El mundo oscuro”, se repite la misma secuencia que en la anterior entrega, salvo que en esta ocasión no existe presentación de personajes ni una introducción clara. Directamente vamos al meollo de la cuestión. Todo el humor característico de un superhéroe de esta talla en un mundo de humanos se reduce a dos escenas de escasos segundos que dan el toque de humor a la trama.

Natalie Portman y los demás secundarios pasan a ocupar un lugar más insignificante que en la entrega anterior, tomando algo más de protagonismo Loki (Tom Hiddleston), el hermano de Thor. Es un personaje malo-bueno que gana enteros y del que se espera mucho más para la tercera entrega de la saga.

En lineas generales podemos decir lo habitual para este tipo de estrenos. Es una película entretenida, de la que como siempre los incondicionales disfrutarán mucho, pero que si sirve de precedente, no llega a la talla del título anterior.

Hemos comparado las cifras de taquilla a nivel mundial en relación a otros estrenos de los personajes de Marvel, y “Thor” no queda mal parado. Ocupa el 5º lugar en la taquilla y esta segunda entrega, que todavía no ha sido estrenada en USA ya ocupa el 8º lugar del ranking. En cabeza nos encontramos con “Los Vengadores”, que siendo para mi gusto quizá la peor de todas, la audiencia así no lo piensa, que disfruta viendo a todos sus personajes favoritos en la misma cinta. Sorprendente es la carrera que está llevando “Iron Man”, que cada nueva entrega supera a la anterior. Seguramente Robert Downey Jr. tiene que ver mucho en esto. ¿Llevará “Thor” la misma trayectoria? Es pronto para saberlo pero todo apunta a que así será. Lo que está claro es que una franquicia Marvel es rentable, con una media de 642 millones de dólares en caja.

Entretenida: [usr 3]cifras

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.