La idea básica con la que me enfrenté a este film es que iba a superar con creces a su antecesora y al final lo único que ha superado algo ha sido el protagonismo de Megan Fox respecto de su compañero de reparto Shia LaBeouf.

Michael Bay se vuelve a enfrascar en un megalómano presupuesto de pirotécnias para dar vida de nuevo a Optimus Prime y sus colegas, enfrentados  a los “malvados” Decepticon.  Es cierto que en la segunda entrega se salva de poner diálogos sumamente infantiles en los robot y desarrolla combates más sofisticados, lo que sirve para dejarnos a unos personajes reales más planos que en la primera entrega y donde pintan menos que en una película de los Lunnies. Por suerte John Turturro salva un poco los muebles con su interpretación, lo que no podenos decir de sus lineas de texto (ni de la de ningún otro).

Si algo podemos sacar positivo de esta entrega es la mayor intromisión en las motiviaciones de las máquinas protagonistas y tener la esperanza de que a la tercera vaya la vencida. Mientras tanto tendremos que observar como esta película se convierte en un clásico del género para las nuevas generaciones.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.