Me desconcierta soberanamente lo que he leido en otros blogs estos días. ¿Cómo es posible que tanto crítico se haya sentido sorprendido por la ínfima calidad del film? ¿por qué se siente tanto bochorno al respecto? La verdad, es que al igual que parece absurda la respuesta de los terrícolas usando la fuerza contra unos seres extraterrestes infinitamente más poderosos que nosotros, también lo es que muchos no supieran lo que iban a ver.

Al margen de las dichosas comparaciones con el film original de Wise de las que podréis hartaros a leer, o de las ridículas premisas de la historia, que no tiene por donde cogerla, yo me quedo con algo bien distinto.

Por una vez en mucho tiempo, una película apocalíptica, que trata el fin del mundo de manos de unos extraterrestres invasores, de esas que basa el fuerte de su argumento en el enfrentamiento, la guerra, el as en la manga de la humanidad, etc… plantea desde un primero momento el porqué de la situación:

SPOILER: Han venido a la Tierra porque es uno de los “pocos” planetas en el Universo capaz de albergar vidas complejas como la nuestra o la suya, y el ser humano lo está destruyendo. No lo pueden permitir y la única solución es exterminar a la especie humana y así dar una nueva oportunidad al planeta.

Evidentemente el deselance, como siempre, no es otro que el de la humanidad victoriosa, y claro, aquí es donde el guión se desquebraja por todo los lados. Así que por favor que nadie se sorprenda si la película no es una obra maestra.

Me quedo con la sugerente reflexión del film;  si podemos ser idiotas, lo seremos y si exite alguna posibilidad de salvación que nadie pierda la esperanza en el ser humano. Somos perezosos por naturaleza.

La frase: El extraterrestre a la Secretaria de Estado de EEUU; -¿habla usted en represantación de la humanidad?, -hablo en nombre del Presidente de los Estados Unidos.  No comment.

Lo mejor: Los ojos de Jennifer Connelly.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.