Este mes tenemos dos títulos en cartel con algún en común, el amor por la gastronomía. Estamos hablando de “Ratatouille” y de “Sin reservas”. Ambas películas son peculiares, la primera porque recupera, a mi juicio, el espíritu de viejos clásicos de Disney, que lejos quedan de títulos más recientes como “Cars” o “Los Increíbles” centrados más en su faceta comercial que artística. Con esto no quiero decir que “Ratatouille” suponga hito de la técnica como lo fue “Bambi” o títulos como “La bella y la bestia” pero si que goza de un carisma especial, de un toque de magia, quizás sea París, quizás sea el apetito que despierta en nosotros o quizás sea un poco de todo.Por otro lado tenemos la nueva comedia, un poco dramática, de Catherine Zeta-Jones. La peculiaridad que encuentro en este film es su música, compuesta por Philip Glass, que siendo fiel a su estilo deja patente una especie de marca de agua en toda película a la que pone música. Le da el toque sincero, cercano, melancólico…que aleja esta historia de la habitual comedia. Pero esto no es suficiente para hacer de esta producción una gran película, las interpretaciones son pésimas, sobre todo la Jones que parece que fue darle el Oscar y olvidar cómo actuar. La única que salva los papeles es la jovencita Abigail Breslin a la que vimos en “Little Miss Sunshine”, film que le valió una nominación a los Oscar.

¿Y todo esto a qué viene? Pues que ambas películas te hacen salir de la sala con la idea de degustar uno de sus suculentos platos, de sentarse en una buena mesa y disfrutar de un apetitoso manjar, lejos de comidas rápidas e insípidas que a veces la vida en la ajetreada ciudad nos impone.

Así que encended los fogones de vuestra cocina y dejaos llevar por el ratatouille.

Related Posts

3 Responses

  1. Mer

    Me encantó Ratatouille, ese amor por la cocina que tiene la pequeña ratita me emocionó. De esta película me sorprendió cómo en una película infantil se ve tan bien reflejada la disyuntiva a la que muchos nos enfrentamos alguna vez en la vida: la familia, las costumbres,la vida cómoda y programada que “tienes” que seguir o el riesgo de intentar alcanzar tu sueño. Otra cosa que me gustó mucho fue el personaje del crítico de cocina vampiresco, al que todo lo que le rodea tiene forma de ataud o calavera. Y sobretodo ese momento en que rememora los sabores de la infancia y la vida vuelve a tener sentido para él.

    Reply
  2. Pendech

    Bonjour mon ami!!!
    Todo el mundo habla bastante bien de esta pelicula. Imagino que ahora que estoy por tierras francesas tendre que verla y ademas en version francesa, que seguro que tiene mas encanto. Ya os contare a ver que me parece.
    De todas formas os animo a hacerme una visita y descubrir la ciudad de este pequeño roedor y por supuesto los manjares que ofrece Paris, que veo que es lo que mas os ha llamado la atencion!! jejeje

    Reply
  3. Guillermo!!

    Es verdad, todo el mundo habla bien de la película. Yo al final no la he visto entre unas cosas y otras… a ver si un día me animo y la puedo ver.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.