Como en ocasiones anteriores, gracias a Sensacine hemos podido asistir al preestreno de Vaiana. Estamos ante el próximo gran triunfo de Disney, una película cargada de diversión, emoción y humor a partes iguales.

En varios momentos, durante el visionado me vinieron recuerdos a la cabeza de otros grandes éxitos de esta compañía. En primer lugar, Vaiana es la hija del jefe de la tribu, y por esta razón algún día tendrá que liderar a su pueblo. Es una princesa que se autodefine como “no princesa” y cuyas aspiraciones en la vida van más allá de seguir los pasos de sus antepasados y quedarse en su isla. Vaiana me recuerda a Mérida, la protagonista de Brave. Dos “no princesas” guerreras e inconformistas, que buscan vivir su propia aventura y no a la que están destinadas.

Cuando Vaina conoce a Maui, nos encontramos ante un semidiós con el cuerpo lleno de tatuajes. Estos tatuajes son premios por las batallas ganadas, y tienen vida propia, aconsejándole y moviéndose cuando quieren. Aquí la película me recordó a Hércules, cuando los dibujos de las paredes o de las vasijas cobraban vida bailando y cantando para el protagonista.

En líneas generales creo que es un metraje que va a gustar tanto a niños como a adultos. Con muy buenos toques de humor, gracias a las dos mascotas de Vaina, y con el toque justo de magia y emoción que tanto caracteriza a Disney.

Quiero también destacar el gran cortometraje que podréis ver antes del comienzo de la película. Realmente divertido, dinámico y realista.

Por último, avisaros queridos espectadores de que no debéis levantaros de la butaca hasta que no echéis una última carcajada gracias a la sorpresa que os espera después de los créditos.

¿A que estáis esperando?   ¡¡¡¡¡Todos al cine!!!!!vaiana-2

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.