Giulia y los Tellarini es el nombre de este curioso grupo que, un buen día, se acercaron al Hotel Arts de Barcelona, donde estaba hospedado Woody Allen durante el rodaje en esta ciudad. Pudo ser el azar, un golpe de suerte o el mismo destino, pero lo curioso es que el mismo atrevimiento que les llevó a dejar una carta con su currículo, y una copia de esta canción en la recepción del hotel junto a una breve nota dirigida a señor Allen les convirtió en el tema principal de esta película.

Lo cierto es que suena un tanto peculiar, una voz extravagante, un ritmo desencadenado y delirante por momentos que refleja muy bien la situación que viven los protagonistas de esta loca aventura veraniega en Barcelona.

Os dejo con su hipnotizante y embobador Barceeeeloooona.

Related Posts

One Response

  1. azu

    La pelicula toma todo su interes cuando aparece Penelope en ella se como literalmente a las dos americanitas, no me estraña que Barden se halla quedado con ella.
    Wody Allen es el mejor psicologo del cine actual.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.