WALL-E es la propuesta que Thomas Newman ha conseguido colar en la recta final de los Oscar. Para mi gusto personal no es de lo mejor que he escuchado de este compositor, pero es cierto que encaja perfectamente con el sentido y filosofía de la película. La música juega un papel determinante en esta historia, más que nada porque las palabras del guión se reducen a un par de hojas (¡y si llega!).

La música de Thomas Newman llena de vida al inquieto personaje que representa la pequeña máquina llamada WALL-E. Os dejo con el tema llamado “Static”, es una de las últimas pistas y creo que expresa mejor que ninguna otra el trasfondo de la película, los devenires de la humanidad y el misterioso e inquietante futuro que nos espera a la vuelta de la esquina.

Por favor, los reacios a la animación, dejaos por una vez los prejuicios en casa e id a ver la película. Espero que la música os reblandezca el corazón.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.