Todos sabemos que Will Smith es marca de éxito. Desde sus inicios en la serie “El Principe de Bel Air” demostró su cualidad humorística, así como un especial atractivo y “feeling” con la cámara. Todos sus estrenos cinematográficos han ido acompañados de una buena caja. ¿Será un don? ¿será su manager? ¿o es que este chico realmente es una joya? Porque, ya sea un drama (Ali, En busca de la felicidad), acción (Independence Day, Bad boys, Yo robot, Soy Leyenda y un largo etc…) o comedia (Men in black, Hitch, Wild Wild West) Will rompe las taquillas, hasta el punto que la sección de Sony Pictures dedicada a taquillazos de verano y marcas de éxito (conocida por todos por Columbia Pictures) le ofreció un contrato de exclusividad para unos añitos.

“Hancock” es la nueva entrega de este verano. Cuenta la historia de un superhéroe venido a menos, con problemas de alcoholismo y que con ayuda de un publicista intentará recuperar el respeto y admiración de la ciudadanía.

[youtube]VybqtNiAkso[/youtube]

Pero esta vez parece que la suerte no sonrie como se esperaba en Columbia. En el primer día de estreno en USA ha alcanzado los 17 millones de dólares, cuando títulos como “Transformers” en las mismas fechas del año pasado supero con facilidad los 25 millones de dólares.

Aunque las cifras no son todo lo buenas que quisieran estoy convencido de que “Hancock” será una buena película de entretenimiento y que se batirá en duelo (con dignidad) contra los títulos que están por venir (La Momia, El caballero oscuro o la segunda parte de Hellboy) para alcanzar los puestos de cabeza en la taquilla de verano.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.