Un gran aplauso se llevó Oliver Stone con sus primeros 20 minutos de “World Trade Center”.
El público de Cannes se quedo sobrecogido ante esas pocas imágenes de su nuevo film.
Da la sensación (un tanto hipócrita) de que este director quiere reconciliarse con su gente tras los documentales castristas del año pasado, tras los cuales si se descuida lo envían a Guantánamo.
EL trailer de “World Trade Center” es bastante bueno, hay algunos planos preciosos del amanecer en New York, pero algo me dice que la película será bastante pastelera y que será una muestra más de que los estadounidenses han aprendido muy poco por no decir nada de lo sucedido aquel triste once de septiembre.
Este acontecimiento debería servir para reflexionar sobre su política exterior y su visión del mundo más allá de sus fronteras y no para regocijarse en el dolor y sufrimiento de las victimas y usarlas como arma justificadora de sus actos, pero está visto que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra y puede que tres.
Os animo a todos a ver la película, no por morbo y demás sino para que al salir de la sala os paréis un segundo a pensar y que las conclusiones que saquéis os sirvan para tener la intención de querer ser mejores personas y poner vuestro granito de arena para crear un mundo más solidario y unido.
Pero por favor, abrid bien los ojos y nos os dejéis engañar por las luces cegadoras, como diría Bono (U2) y sobretodo recordad: “We don’t become a monster in order to defeat a monster”.

Related Posts

4 Responses

  1. mar 99

    Miedo me da que Oliver Stone siga dando una de cal y otra de arena y nos invite a ver un pastelillo americanoide de autobombo americano. Esperemos que sea neutral.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.