Este fin de semana llega a nuestras salas la tercera parte de la saga del joven Hipo y desdentado. En lineas generales podríamos decir que es una saga bastante trillada, cuya primera parte nos cautivo, con la historia de estos dos personajes que juntos consiguen superar sus dificultades de movilidad.

Si hay algo que merece la pena por encima de todo es la belleza de las escenas de vuelo. La animación llega a unas cotas inimaginables. Verdaderamente vuelas con ellos. Sientes el viento, la música y los bellos paisajes alrededor. Os lo cuenta alguien que le gusta mucho la naturaleza, un gran observador del sol y los cielos que disfruta enormemente con el amanecer y el ocaso y os aseguro que los colores y encuadres de esta película son extraordinarios, completamente reales.

La secuencia estrella es la del cortejo de los dos dragones y también la de la llegada al mundo oculto, como si viajáramos al “Avatar” de Cameron.

Por rematarlo, destacar el trabajo de John Powell, compositor de la banda sonora de las tres películas, cuyo tema principal, que encontraréis de forma más extensa en la primera parte en el tema “Coming back around”, es de esas músicas que no puedes dejar de escuchar una vez que la conoces.

En definitiva, una aventura de altos vuelos, donde lo de menos es la historia, es disfrutar del vuelo de los dragones y la belleza de este planeta.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.