El español vive un momento dorado en la meca del cine, y mucho se lo debemos a los artistas mexicanos que llevan algún tiempo copando el panorama internacional con sus películas.

Empezando por Iñárritu, que ya en 2006 estuvo nominado por “Babel”, en 2014 ganó con “Birdman” y en 2016 con “El renacido”. Cuarón por su parte irrumpió en los premios con “Gravity” en 2013 y ahora con “Roma” la producción de Netflix que ha conseguido estar nominado como mejor película en habla no inglesa y como mejor película, con la peculiaridad histórica de ser la primera película de habla no inglesa en esa categoría.

A esta lista añadimos a Guillermo del Toro que en 2017 ganó con “La forma del agua”. Viendo esto, podemos darnos cuenta de que los últimos años de los Oscars han sido para directores mexicanos. Iñárritu, Cuarón y del Toro. Listado al que espero que algún día se una Alejandro Andrade (Cuernavaca).

Hablar de nuestra lengua como castellano ya se queda pequeño, ha pasado a otro nivel y latinoamericana tiene mucho que ver en ello. Nuestra lengua está dejando de ser una lengua de pobreza, está reivindicando su cultura, su historia, una lengua tan rica que jamás podremos dominar todos sus sinónimos y formas, que nos permite expresarnos del mil y una maneras, una legua de artistas que está dominando la meca del cine anglosajón. Y todo pinta a que este año, la mejor película del año va a ser una película hablado en español y en lengua indígena.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.